Una ventana abierta al cambiante mundo y el esfuerzo por tratar de ajustarse a esa realidad fugaz, a la que llamamos Vida

domingo, mayo 09, 2010

Similitudes España-Cuba

La operación de pulmón a la que fue sometido Su Majestad el Rey Juan Carlos de España, me ha puesto a reflexionar a mis 68 añitos sobre las similitudes y diferencias entre la transición peninsular y la insular. La Monarquía no era bien recibida en algunos sectores franquistas pero resultó ser un válido interlocutor para dialogar un cambio de poderes y el camino hacia la democracia española.

Nota Bene. En eso de Democracia hay tantas variantes que me refiero a gobiernos elegidos cada 4 o 5 años que se suceden pacíficamente, sin perpetuarse en el poder a lo Chávez. Castro es una dictadura con un gobierno de facto que solamente realiza elecciones municipales, no nacionales.

El problema de Cuba reside en que no hay una religión dominante. La Iglesia Católica que al parecer se atribuye la capacidad para representar a oposición frente al gobierno dictatorial es minoritaria, al igual que las religiones sincréticas. Hay que admitirlo los cubanos no somos religiosos y solamente acudimos al sacerdote o al babalao cuando nos afecta algo grave, sino seguimos en la eterna pachanga. Somos hedonistas por antonomasia. Nos gusta el placer, la buena mesa cuando es posible, el sexo, vestir bien y el baile. Todo eso conspira contra la idea de que seamos capaces de sacrificar la vida por una causa justa. He ahí el dilema. Somos hedonistas y egoístas, meros espectadores de un conflicto en el cual un 10 por ciento de la población se encara a otro 10 por ciento mientras nosotros el 80 por ciento nos quedamos impávidos observando las escaramuzas, murmurando las víctimas y censurando a victimarios tras la protección de nuestras paredes, y agradeciendo a alguna deidad desconocida el que no seamos víctimas nosotros.

Tenemos tres sectores dentro de Cuba:
1-Los victimarios;
2- Las víctimas;
3-La mayoría que nos esforzamos por no ser víctimas y disfrutar la mala vida que nos permiten.

A diferencia de España, la transición en ese país se realizó en una época de bonanza económica debido a la escalada en espiral de la afluencia de turistas europeos que forzaba a la sociedad a un cambio democrático.

En Cuba , en cambio, estamos hundidos en la peor crisis económica del siglo XXI, sin mediador capaz de aglutinar a su alrededor a todas las partes. Eso sí la agonía del Vejete Dictador que en España duró meses ya lleva cuatro años para nosotros.

De similitudes y contrastes. Esa es la vida. Apenas un mismo ciclo que como la serpiente de Vico se muerde la cola.
¡Qué pasen un buen Día de las Madres !

Wesbri

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal