Una ventana abierta al cambiante mundo y el esfuerzo por tratar de ajustarse a esa realidad fugaz, a la que llamamos Vida

domingo, mayo 02, 2010

Ensayo sobre sulatranes y forzados

Plaza de la Revolución, antes Plaza Cívica, La Habana, mayo 1, 2010.

Cuando estudiaba en la Universidad de la Habana (1970-75) denominábamos sulatrán a los lameculos del régimen. Un aporte de José Tamargo .cualquiera sabe su actual paradero- que consistía en la combinación nauseabundo de los epítetos despreciables inherentes a un guataca o lame botas. Sulatrán era la condensación mefistofélica de un Sumiso, Lacayo y Tracatrán. Voz taíno-guanacoense que significa en madrileño lameculos.
Con el tiempo desarrollamos una teoría para explicar la masividad de quienes atendían por millares los llamados del Comendador en Jefe para desfilar en su apoyo sin votar en el papel. En Cuba se vota con los pies, como dice el Comendador de la Orden Castrista, Comandante en Jefe, Cagalitroso mayor. Un país en que se vota con los pies y no con las manos y la cabeza está patas arriba. Pero basta de digresiones, Wow la tuve que buscar en el diccionario de DRAE, y retornemos a la tesis sobre los forzados y los sulatranes. Los concurrentes a los actos masivos a la Plaza se dividían en tres categorías:
I-los turistas comunistoides invitados por el régimen, una minoría. A lo máximo dos o tres miles.
II- los sulatranes.
III- los denominados forzados. Me obligan a asistir.

En los 70, los sulatranes constituían la mayoría. Los forzados eran minoría.
En el siglo XXI, el orden se ha variado. Los sulatranes son minoría. Los Forzados mayoría. Los turistas apenas una docena.

La teoría reza que cuando aumentan los Forzados es que han decrecido los Sulatranes, y viceversa.

La teoría se basa en los conceptos sociológicos de Antón Mijailovitch Perogrullovsky. Eminente y desaparecido historiador de la era soviética que murió congelado en las estepas siberianas. El manuscrito de Novosibirsk -como se conoce su obra fragmentaria- circula en medios discretos de intelectuales.

Ahora, en serio, a pesar del ucase de asistencia obligatoria, se notaba menos caminantes, rostros cansados y distantes. Al parecer los habaneros ya no desean votar con los pies.
Reflexiones para un domingo de mayo.

Wesbri

NOTA BENE. El diario Granma reconoce que votaron en las amañadas elecciones un 88 por ciento. O sea admiten un 12 por ciento de abstención.
Cuando yo vivía en Cuba, la cifra oficial era el 99 por ciento de votantes.
Un pequeño cambio. Admiten que la oposición aumenta. Hay que leer entre líneas.
Vale

Etiquetas: , ,

1 comentarios:

Blogger Wesbri ha dicho...

He aquí la ecuación:

S + F + I = 100%

Sulatranes + Forzados + Independientes = 100%

3:45 a. m.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal