Una ventana abierta al cambiante mundo y el esfuerzo por tratar de ajustarse a esa realidad fugaz, a la que llamamos Vida

viernes, mayo 21, 2010

Mediador conveniente

Reconozco que nunca he sido un católico militante. Siempre he pensado en lo teatral de las misas, y la falta de seriedad al tratar a los feligreses como un rebaño de analfabetos que debe ser conducido por el sabio sacerdote por la senda del bien. Mi EGO es demasiado grande para ser seguidor de nadie. Ni de Fidel, ni de Fulgencio, ni de la Fe Católica. Soy un librepensador envenenado por las lecturas de los pensadores franceses del siglo XX y del XXI. O sea, existencialismo, estructuralismo, hedonismo y postmodernismo.
Por todo lo anterior bendigo la intervención del cardenal cubano en aras de liberar presos políticos y zanjar la crisis social que promete estallar en una isla sometida a 50 años de intolerancia y represión.
Claro también reconozco que la Iglesia Católica -única institución civil en Cuba- es el contrincante ideal para la dinastía Castro ya en plena decadencia. Una Iglesia débil sin mucho peso en la sociedad civil y que por ganarse un espacio y ayudarse a su propia imagen en el futuro de la isla post-Castro accede a ser interlocutor de la tiranía. Bendigo la acción de la Iglesia Católica pues es el primer paso en el camino hacia la tan cacareada Transición que en el caso de Cuba solamente puede ser observada, canalizada, y llevada a cabo por la única institución civil, libre de la isla. Recuerden que todas las organizaciones de índole cultural, deportivo, juvenil, femeninas, etc están controladas por el Partido Comunista.
Un aplauso fuerte para el Cardenal, eso sí no se haga muchas ilusiones sobre los resultados de la mediación.
Le deseo suerte.
Wesbri

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal