Una ventana abierta al cambiante mundo y el esfuerzo por tratar de ajustarse a esa realidad fugaz, a la que llamamos Vida

lunes, abril 05, 2010

Los 400 golpes

Agotado, jadeante, ya sin aire, el ojo derecho cerrado por la hinchazón de los golpes, el boxeador ha llegado al final de la pelea de pie. Ahora espera el resultado de los otros. Los jueces. Los que dan y quitan fama y reconocimiento, premios y medallas. Los que juzgan. ¿Cuál ha sido el balance de estos 400 pequeños reportajes, o descargas?
Hay que tener gandinga, como decía mi abuela para que durante 50 meses escribir 400 entradas sin ganar ni un kilo prieto, de esos que los cubanos coleccionan para ofrendárselos a San Lázaro. nada, ni un chavo, peseta, penique, o centavo. Pero he llegado sin aire con el corazón hecho tripas en las manos, y he cumplido otra meta más. Y en definitiva, la vida no es sino cumplir metas, inventarse nuevas cimas hasta que un día caigamos noqueados para no levantarnos más. Aquí es la parte de gritar viva la vida y escuchar al grupo inglés Coldplay interpretar la canción. O Gracias a la vida, en la voz agria de Mercedes Sosa. Sí hay que agradecer que pueda emborronar cuartillas sin sentido sobre estas 400 entradas que se han ido como si me deslizara en una canal como cuando era niño. Espero durar 400 más.
Hoy es lunes, Día de visitar a mi médico de cabecera para el chequeo trimestral, pedir recetas y estar tres o cuatro horas alejadas de mi ordenador. Sí estoy enviciado con el ordenador. Él es responsable de la mitad de los golpes que he recibido en la vida por querer mucho, aspirar a las estrellas y chocar con la pedregosa tierra.
Pasen un bonito lunes. Los quiero lectores fieles.
Los 400 golpes es un film de Francois Truffaut.
Wesbri

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal