Una ventana abierta al cambiante mundo y el esfuerzo por tratar de ajustarse a esa realidad fugaz, a la que llamamos Vida

viernes, agosto 06, 2010

Exodus Cubanensis

La historia se repite la primera vez como tragedia la segunda como comedia. Ahora su santidad o cardenalidad, habla de situaciones pre-Mariel que obligaron a las conversaciones tri o cuatripartitas para la liberación de presos políticos cubanos. ¿Qué nos quiere decir el cardenal cuyo nombre no recuerdo? La situación amenaza con un nuevo éxodo masivo -la vieja estratagema del dinosuario en jefe aplicado en Camarioca-vuelos de la libertad-Mariel-balseros de Guantánamo. Que se larguen unos cuantos miles para ganar tiempo. Pero como dice el viejo poema "Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos" El exilio no va a caer en esa trampa, y los EEUU advierten de considerar un acto "hostil" cualquier acto de contrabando humano sea organizado, desorganizado, espontáneo o fabricado. O el Cardenal -juro que no recuerdo su nombre, ya son los achaques de la vejez-No el poeta nicaragüense, si no el clérigo cubano, advierte al gobierno Obama "aflojen o se nos viene encima un mar de cubanos desesperados por llegar a la Yuma". El State Department calcula que al menos un millón de cubanos jóvenes y desempleados desean emigrar de Cuba. Sobretodo a la tierra de Jauja, a la golpeada inmisericorde por la crisis financiera y la explosión de la burbuja constructora, de Miami. La tierra prometida de los cubanos insulares. Defino, insular a quienes aún habitan el la isla y trotamundos a quienes vivimos del otro lado, fuera de la ínsula de Baracastro. La de la escasez, la agricultura de marabusales y la degradación moral de sus habitantes. Pero, siempre existe un pequeño pero, los trotamundos no están interesados en otra invasión de parientes haraganes, con una pobre ética laboral, y con costumbres diferentes a las de esta ciudad. Profundamente anticastrista, con un pensamiento rígido, e intransigente. Somos dos pueblos que hablamos la misma cultura, pero que tenemos modos diversos de interpretar la vida y el universo. Primeramente en aquello de "hay que trabajar para comer" y los "fulas no crecen en árboles" como mal dicen los insulares ingenuos, despistados y mal informados.
El cardenal dice más que lo que expresan sus palabras. O sea, en buen cubanismo, "el cardenal culipandea". Según el Diccionario de la Real Academia "evadir con astucia" . Por favor, es hora de que se hagan cambios en la economía insular. Cambios profundos. El socialismo tiene un talón de Aquiles y es la deficiente agricultura. Solamente cuando los guajiros vendan sus productos libremente se abastecerá el mercado interno con lo necesario.
El éxodo masivo es cosa del pasado. Hoy se requieren cambios en la economía cubana.
Wesbri

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal