Una ventana abierta al cambiante mundo y el esfuerzo por tratar de ajustarse a esa realidad fugaz, a la que llamamos Vida

sábado, septiembre 26, 2009

Fin de semana


Otro fin de semana. Mi vida transcurre entre preparar manuscritos que remito a diversas editoriales españolas o a un único agente literario que me lee aunque no vende lo que lee. Ahora tengo listo otro mamotreto. Reconozco que a los sesentipiá es difícil comunicar algo novedoso, pues tenemos una carga de vivencias narradas ya por otros. Y la publicación de un libro en papel es caro. Aquí en Miami unos 8 a 9 dólares por cada ejemplar. Así que a multiplicar. Mil ejemplares serian unos diez mil dólares si se le agregan el costo de la portada, los correspondientes registro , el ISBN, etc. Una amiga mía imprimió mil ejemplares de sus memorias infantiles y las cajas de libros estuvieron años en el garaje hasta que se decidió a regalarlos. Nada una cosa es editar y otra es la distribución y venta. Y en Internet, otra amistad mía pagó miles por su página Internet para comercializar su libro de cuentos y no ha llegado a cincuenta libros vendidos. A pesar del cacareo la autopublicación no funciona. Así que esperemos a que los e'books se hagan populares para aprender esa técnica y probar a ver si da resultados económicamente favorables.
Claro que no soy el único extra terrestre que choco con esta dificultad planetaria, por lo que me juro a mi mismo que esta será la última vez. Pero recaigo y recaigo una y otra vez y sigo como un idiota remitiendo manuscritos y recibiendo el silencio. Quizás las mujeres tengan razón lo que importa es el proceso de escribir y remitir. Pero mi mente masculina me exige resultados o sería menos hombre, macho, cabrío si no me publican. Nada que tengo que ir al psiquiatra a ver si me cambia el modo de pensar, o aun guro moderno para que me presente a mi Super Yo y mediante alguna doctrina oriental -china o india- me enseñe a contentarme con ser un mediocre.
Bueno ese es mi Karma. Querer y no poder. Eso pasa cuando ya has cumplido los 60 y sientes la urgencia que el reloj se está quedando sin cuerda.
Reflexiones para un fin de semana.
Wesbri

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal