Una ventana abierta al cambiante mundo y el esfuerzo por tratar de ajustarse a esa realidad fugaz, a la que llamamos Vida

martes, agosto 02, 2011

De mal en peor: se acerca Emily


Resuelta a medias la crisis financiera, nos enfrentamos ahora a la obtusa naturaleza y su enviada especial Emily. Depresión tropical, tormenta, perturbación ciclónica, Los huracanes tienen tantos nombres como lo que son hetairas destructivas que le chupan la sangre a las islas caribeñas. Es el precio a pagar por vivir en el Trópico. Dicen los sabios. Consecuencia del calentamiento global. La ira divina. ¡Qué sé yo cuantas explicaciones irracionales! El mar se calienta, el viento del Sahara viene volando con sus miasmas africanas, y en el Atlántico, a veces en el mar Caribe, se forman los huracanes. Ese castigo divino a los antillanos por ser bebedores de ron, bailadores de merengue y salsa, y fornicadores in extremis.
Siempre en agosto. Tuvimos al diabólico Andrew en agosto. Devastó el sur de la Florida, ahora Emily con su fachada bonachona de tormenta tímida, me declaro abiertamente huracán o sigo en el closet tapada por las arenas saharianas, nos amenaza. Creo que apunta al sur de Puerto Rico, a Santo Domingo y Cuba para morir en los hoteles de lujo del sur de la Florida, Claro, debo confesar que soy egoísta y hago mis cálculos de rumbo para desviar con el poder de mi fantasía de escritor arruinado y perverso, hacia la hecatombe insular y lograr que nos deje en paz a los lujuriosos que vivimos en condominios frente a la bahía de Biscayne. Confieo ser egocentrico. MEA CULPA. Pero todo parece indicar que esta vez nos dan por el culete, Emily la mujer fuerte que viene dando latigazos a diestra y siniestra. No más chapucones en la costa mexicana o centroamericana. A toda vela hacia el sur de la Florida, total estos exiliados "mafiosos" tienen plata para reconstruir los daños.
Deliro por lo que termino esta historia de confesiones y falsas acusaciones.
Emily, vete a la mierda! Sigue tu rumbo de tromenta solitaria por el inmenso océano Atlántico y perdona a los tontos t decadentes habitantes de los trópicos. Así somos los indianos.
Abur
Wesbri, luego de caminar una hora frente a la bahía con el sudor goteando cual pluma rota por mi cabeza, axilas y etc etc etc...

Etiquetas:

2 comentarios:

Blogger Wesbri ha dicho...

Miami luce un sol esplendoroso ni señales de huracán.

6:22 a. m.

 
Blogger Wesbri ha dicho...

Por WAPA, canal de Puerto Rico que se ve en la Florida, un comentarista cataloga a la tormenta Emily como tormenta platanera. O sea, que tumba solamente los racimos de plátanos. How funny!

3:57 a. m.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal