Una ventana abierta al cambiante mundo y el esfuerzo por tratar de ajustarse a esa realidad fugaz, a la que llamamos Vida

lunes, noviembre 15, 2010

El cansancio del habanero




Prometí escribir este blog mientras estuviera en el decenio de mis sesenta. O sea, lo comencé a los 64 años y ahora lo debo continuar hasta marzo de 2011 cuando cumpla los setenta. Entonces ya dejarán de ser los temidos sesenta para convertirse en los abominables setenta. Como no soy político, ni ocupo puesto alguno en ningún gobierno, me puedo dar el lujo de cumplir mis promesas. Aunque a muchos les disguste pues soy el eye sore o punto negro en el universo de mentirosos y demagogos en que se ha convertido Miami.
Sin deseos me veo forzado por mi Super Ego a escribir hoy aunque sean dos párrafos para cumplir con la palabra empeñada y continuar abierta esta ventana hasta que los primeros síntomas de la artritis hagan penoso teclear estas ideas. Entonces, quizás como viejo verde contrataré a una secretaria culona y joven, deliro, no tendría con qué pagarle, o sencillamente haré una Fiesta Virtual para anunciar mi retiro del mundo de los blogs. Entretanto ahí les mando unas hojas secas, una inolvidable canción en la voz de Nat King Cole, y la promesa incólume de seguir escribiendo tonterías hasta que cumpla los 70.
Pasen un bello lunes,
Wesbri

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal