Una ventana abierta al cambiante mundo y el esfuerzo por tratar de ajustarse a esa realidad fugaz, a la que llamamos Vida

domingo, noviembre 15, 2009

El poder de la literatura

Plaza del Rossio, Lisboa
Teatro Nacional, Lisboa

Arco que conduce a la plaza de comercio en Lisboa.
El poder de una buena novela está en sumergirte en el ambiente que el autor describe. Eso me ha pasado con la novela de Saramago -El año de la muerte de Ricardo Reis- que luego de una breve visita de varios días a Portugal tengo en la mente las imágenes de muchos de los lugares que el autor describe. No soy buen crítico literario. En Cuba me acusaban de citar libremente a los autores sin las debillas comillas. Ya sabéis a lo que me refiero. Por eso no voy a hablar de la novela. Solamente un comentario negativo acerca de las disgresiones sobre la guerra en Abisimia y el comienzo de la guerra civil en España. Al principio fueron interesantes, luego monótonas y al final acabaron por ser una molestia y reconozco que me saltaba esas páginas que poco aportaban a la trama del libro. Soy un lector y por ende escritor anticuado, americanizado, para quien el conflicto enmarcado en el epos narrativo es lo fundamental. Mi estética se basa en personajes psicológicamente bien estructurados en un conflicto o drama real, irreal, inverosímil, creíble o no.
Pero estaba hablando del efecto de conocer la toponimia de una ciudad oara poder gozar mejor una novela. Creo que ahora entiendo mejor a Saramago a quien desdeñé durante decenios. Confieso que tengo un retraso de 20 años con respecto al autor. La novela en cuestión fue publicada por Seix'Barral creo que en 1985. Acababa de llegar a Miami y no tenía entonces pesetas, cuartos, chavos, yiria para botar en la compra de novelas. Pido perdón por mi sinceridad. Un cuarto de siglo después, jubilado, o sea con dos cheques seguros cada mes -el seguro social y la pensión de la Iglesia Católica, laboré varios años como trabajador social para la Arquidiócesis de Miami- y con tiempo libre, me doy el lujo de inventarme un seminario Saeamaguense -en mi teclado inglés no tengo diéresis- ahora a buscar la siguiente novela del portugués.
Para despedirme,
Reclamamos libertad para los blogeros cubanos. Que escriban libremente lo que piensan. A firmar protestas y reclamar ese espacio para ellos.
Vale
Estoy aún desayunando...
Wesbri

Nota breve. A los interesados pueden navegar al Web site de Saramago en

Etiquetas: , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal