Una ventana abierta al cambiante mundo y el esfuerzo por tratar de ajustarse a esa realidad fugaz, a la que llamamos Vida

viernes, noviembre 27, 2009

Adiós pavito, bienvenido frío


Agotada la carne blanca y seca del pavo, bebido la última gota de vino, ahito de dulces y otros manjares, es hora de decir adiós a las presuntuosas y repetitivas oraciones por el bien de la humanidad y la pronta liberación de la isla esclava , y retornar a los quehaceres naturales de la temporada. Sacar los abrigos pues el frío llega apoteósico, radiante, luego de bombardearnos con dos días de lluvias y viento. El frío y el famoso viernes negro. Las compras navideñas. Confieso que este año de crisis financiera, hipotecaria, e hipócrita, ya nadie es sincero, solamente reconozco compromiso con mis cuatro nietos. Esa es la ventaja de envejecer, podemos hacernos los locos y nadie sospecha que los estamos timando. Ya encontré la guitara roquera de mi nieto que hará las delicias del chico de once y posiblemente haga que los vecinos los expulsen del edificio donde habitan los padres, debido a la cacofonía y las notas mal engalanadas de un chico que quiere ser un nuevo Elvis, o un Michael Jackson. Todos pasamos por esa crisis existencial en la pubertad. Recuerdo los discursos de aceptación del Oscar que daba ya a los doce bajo la ducha en el segundo piso de la casa de Industria entre Neptuno y Virtudes. Hoy gloriosa república de Centro Habana. Esa es una de mis ideas que no expongo por temor que me encierren en un manicomio.
Ahora les toca a las hembritas de 13, 10 y 1 años respectivamente.
Y este servidor. Pues se queda mirando a través de la ventana un sol debilucho y ruega postdía de acción de gracias para que el 2010 sea un año mejor y pueda comprarme los gadgets electrónicos que deseo.
¿No piensan ustedes lo mismo?
Saludos en una mañana de 57 grados Farenheit, unos 13 grados centígrados.
Wesbri

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal