Una ventana abierta al cambiante mundo y el esfuerzo por tratar de ajustarse a esa realidad fugaz, a la que llamamos Vida

sábado, marzo 08, 2008

Reflexiones del compañero Wesbri

Mis opiniones han sido confundidas como reportajes periodísticos. En primer lugar como no tengo acceso a las páginas del New York Times, El país, ABC o el Granma, me veo reducido a expresar los acontecimientos del momento en breves opiniones de tipo reportaje. Mi abuela fue periodista. A lo mejor, lo llevo en mis genes. En esta era de Democracia donde el 90% de los individuos carecen de medio para expresar sus ideas políticas, sociales o literarias, los blogs significan eso: la libertad de expresión. Mis opiniones reflejan mi cosmovisión. No muy favorables a políticos de izquierda ni de derecha (liberales o conservadores).
Alguien me preguntó cuál era mi candidato para la Presidencia de los Estados Unidos. NINGUNO. Considero que los tres que quedan John McCain un vejete de 71 años que sigue la política conservadora de los extremistas del Partido Republicano en Iraq. Obama, con poca experiencia y ya en sus discursos ha metido la pata varias veces. E Hillary Clinton, una liberal que es la mujer de Bill quien sí era carismático y un político hábil. NINGUNO sirve para nada. Todas las promesas que hacen es pura demagogia. Su plan de salud pública general es incosteable. En las primarias de la Florida voté por la Hillary, pero como sabemos esa elección no cuenta -hasta ahora- porque el señor Howard Dean quien dejó su consulta de médico para ser burócrata (Presidente) del Partido Democrata, penalizó a Florida y Michigan porque se atrevieron a adelantar la fecha de las primarias. Se habla de una segunda vuelta. Nunca segundas partes fueron buenas. No sé si votaría en esa segunda vuelta, si se da. En las elecciones de Noviembre por disciplina partidaria votaré por el candidato democrata sea quien sea.
Creo que la solución de los problemas es individual. He sido testigo del fracaso del Socialismo en el siglo 20: Viví 9 meses en Kiev capital de Ucrania (1961), 25 meses en Moscú (1962-1964) capital de la URSS. y Casi un cuarto de siglo en la Habana, capital de Cuba castrista (1959-1984). Fue testigo ocular de la ineptitud de los socialistas para resolver los problemas económicos del "llamado" pueblo. Así que no creo en las soluciones sociales. Siempre han fracasado. Solamente uno mismo puede romper el cerco de la miseria ya sea mediante la superación educacional, el arriesgarse en el campo de los negocios, o emigrando a países más prósperos. Esa es la tendencia más de moda en el siglo 21.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal