Una ventana abierta al cambiante mundo y el esfuerzo por tratar de ajustarse a esa realidad fugaz, a la que llamamos Vida

miércoles, mayo 14, 2008

Miércoles 14



Una nueva entrada en esta carrera para llegar a la centésima. Mi anhelo era tener lectores. Ahora frente a la cruda realidad de que el mundo me ignora y me siento aislado, he decidido seguir llenando estos espacios con fotos y las primeras tonterías que se me ocurran como un ejercicio mental. La verdad es que , aunque soy un profesional con dos títulos universitarios y una licencia para ofrecer terapia mental, ya he cumplido mis buenos 66 años y debo cuidar mi cuerpo y mi mente. Lo de "cuerpo sano en mente sana", y para lo cual hay que estar físicamente activo y envuelto en alguna actividad creadora que haga sudar a las neuronas formando nuevas conexiones. He ahí el secreto de conservar la mente clara. Realizar nuevas actividades intelectuales. Así que he decidido seguir escribiendo en este blog a manera de ejercicio personal. Ayer pensaba cerrarlo ante la falta de lectores. Hoy me basto como único lector y escritor para dejarlo abierto.

La fuente estaba apagada cuando realizaba mi matutina caminata. Hoy volveré a pasar por el lugar para ver si puedo retratar a los "tres chorritos" como he bautizado la fuente. Eso de no echar agua es triste. Las fuentes son para alegrar el espíritu con el frescor del agua y el ruido angelical cuando cae el líquido en la piedra.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal