Una ventana abierta al cambiante mundo y el esfuerzo por tratar de ajustarse a esa realidad fugaz, a la que llamamos Vida

domingo, abril 20, 2008

tarjeta blanca y ley de ajuste

Si Usted no vive en el sur de la Florida no entenderá el significado del título de este comentario. "Tarjeta blanca" es el permiso de salida del país que se cobra en moneda convertible (24 chavitos por peso cubano) en Cuba para que los nacionales de ese país caribeño puedan viajar. Una regulación política más que burocrática ya que la Policía política (Inmigración depende del Ministerio del Interior)es quien decide si se le otorga o no a un ciudadano el permiso para abandonar la Isla. Hay quien lleva años esperando la tarjeta blanca.

Ley de Ajuste Cubana de 1968 del gobierno de los EE. UU. otorga entrada bajo palabra a los nacionales de Cuba que lleguen a sus costas o frontera y al cabo de un año y un día pueden solicitar la residencia legal en el país. Se creó para favorecer a los refugiados húngaros luego de la revuelta de los años 50 contra los rusos. También se les aplicó a refugiados de Sudeste asiático (Vietnam, Laos y Cambodia en los sesenta y setenta). Actualmente solamente beneficia a los cubanos que huyen o emigran de la isla.

El gobierno de la Habana anuncia que va permiir que sus ciudadanos viajen libremente al eliminar la tarjeta blanca. El objetivo de los emigrantes cubanos serían los EE. UU, ya que al pisar tierra norteamericana la Ley de Ajuste Cubano los ampara y les da protección.

Si los cálculos actuales del Departamento de Estado norteamericano de entre dos y tres millones de isleños (cubanos) se lanzan a abandonar el país se va a crear una crisis migratoria que va a sacudir al Caribe y Centroamérica pues muchos irían primero a uno de esos puntos para luego continuar viaje a EE.UU.

¿qué va a pasar? El presidente de los EE. UU. puede por razones de seguridad nacional suspender la Ley de Ajuste Cubano.

Los países vecinos al ver la avalancha ante sus consulados en la Habana (incluye a España) limitarían la cantidad de visados y crearía un malestar en la población cubana que tiene la tarjeta blanca pero en la realidad no es admitido en ningún país.

Es interesante.
¿Frustración que provoque una revuelta? ¿Decepción que haga que acepten sin resistencia su triste destino y siga el inmovilismo?
Como no soy adivino no puedo predecir el futuro, pero algo grande se avecina.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal