Una ventana abierta al cambiante mundo y el esfuerzo por tratar de ajustarse a esa realidad fugaz, a la que llamamos Vida

domingo, junio 10, 2012

tecnología versus ideología

No puedo encender la tele ni abrir una página Web sin que las mismas perennes noticias se repitan interminablemente como noria fatídica: las matanzas en Siria; la crisis de la zona Euro, el desempleo en USA, los anuncios mentirosos de 30 segundos que prometen convertirte en un superhombre o mujer si ingieres, te envenenas con píldoras, cremas anti vejez, alimentos sin gluten, sin grasa sin azúcar, sin valor alimenticio, pura bazofia química que ayuda a expandir los casos de cáncer.
  Estamos en el siglo 21. Basta ya de periodismo amarillo, de telebasura, de lavarle el cerebro a los consumidores con productos de feria barata. La feria del libro de Madrid del 2012 vendió menos libros que la del 2011, y ésta menos que la del 2010. ¿Declinación de las ideologías? ¿Agotamiento de las biografía de gente tonta e insípida? ¿Se han secado las ideas para una narrativa fértil y atractiva por modelos que se repiten una y otra vez por una docena de escritores de moda, mientras miles son vedados a la letra impresa por ser desconocidos? Hay algo podrido y la gente reacciona comprando menos libros, leyendo menos revistas y prensa escrita. Pero las cadenas WEB no se quedan atrás. ¡Cuántas mentiras están en la WEB sin que nadie las aclare! Cualquier pelagatos, como yo, puede crear una página en Internet y verter en ella, como hago ahora, las sandeces que desee sin que nadie me censure, pero sin que nadie verifique mis datos, o mis comentarios. La tecnologá se impone. Creo que es hora de declarar de defunción de las ideologías. De echarlas a todas en el inodoro y halar las cadenas. De prohibir las cátedras de ciencias políticas y de obligar a todos los chicos a aprender más ciencia y teorías económicas, que a veces resultan tan amarillas como el periodismo diario.
   Por un mundo sin ideologías, o sea sin guerras, intervenciones militares, persecuciones políticas o religiosas. Basta ya, es hora de salirse del siglo XX y aprehender el XXI, como diría el buenazo de Antonio "ligero de equipaje, casi desnudo como los hijos de la mar".

Domingo, con 90 grados Farenheit (unos 32.5 C), desde Miami la capital del Sol y festejando el pase a la final del equipo de baloncesto local Miami Heat.
Wesbri

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal