Una ventana abierta al cambiante mundo y el esfuerzo por tratar de ajustarse a esa realidad fugaz, a la que llamamos Vida

domingo, febrero 13, 2011

¿Qué piensas de los egipcios?




Un desconocido en una discusión on-line me preguntaba qué pensaba yo de Egipto. No le contesté en el chat pues no sabía qué responder. Lo he pensado y he descubierto, bueno lo he admitido.
¡No me caen bien los árabes! Desconfío de ellos. Es un prejuicio, lo sé. Mea culpa. Pero no me gustan sus costumbres, ni su comida, ni sus ideas religiosas, sobre las cuales no voy a comentar por respeto hacia ellos. Eso me salta a la vista. Pues al no confiar en ellos, son amigos entre comillas de los EEUU pero te traicionan en cualquier momento, creo yo. Conocí a algunos en mi tiempo de estudiante en la Lomonosov, Moscú. Traté de comer su sazón pero no pude. Solamente un muchacho que era entonces combatiente argelino contra la ocupación francesa demostró cierto grado de amistad hacia el grupito de cubanos. ¡Quizás por eso participé en un concurso sobre historia de Argelia en La Habana. Me gané un segundo premio. Idiota, el primero era un viaje a Argelia con escala en Barajas, Madrid. me dieron una bandeja de cobre folclórica. Nada de viajecitos. No confiaban en ní ni los cubanos de Fidel ni los árabes. Cuando vestía el sambenito de gusano que se quiere ir del país y estaba desempleado les hice algunas traducciones a la embajada argelina en La habana por mediación de un amigo. Yo hacía el trabajo, él cobraba y me daba mi parte. Una especie de Don´t ask, don´t tell criollo. No importaba quién trabajaba, solamente quién cobraba y firmaba los contratos.
Por eso confieso que los únicos árabes que me simpatizan son los argelinos. A los demás los considero una incógnita, y los veo con recelo. Un prejuicio a superar. Me culpa, Deus meus. Miserere, Agnus Dei, miserere.

Los egipcios, tenían fama de orgullosos, prepotentes, ahora no sé si alegrarme por el cambio o ponerme los pelos de puntas por el incierto porvenir que les espera y a todos nosotros en este dominó político.
Para terminar, los cubanos no somos árabes. Somos descendientes de asturianos, gallegos e isleños, o canarios, (de Islas Canarias).

Wesbri, tengan todos un feliz domingo. Frío en Miami.

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal