Una ventana abierta al cambiante mundo y el esfuerzo por tratar de ajustarse a esa realidad fugaz, a la que llamamos Vida

sábado, enero 24, 2009

Eclipse


El océano Indico será testigo hoy de un raro eclipse solar anular. Supongo que será algo majestuoso. Nunca he podido disfrutar de un espectáculo semejante y ya he vivido algunos años. No teman, no voy a predecir mi muerte como el caudillo antillano. No tengo esos poderes. Pero hoy sábado estoy hablando de un eclipse solar mientras todos los medios mediáticos en mi país de adopción (los EEUU) analizan y contra-analizan hasta el último sonido escapado de las entrañas del nuevo residente de la ilustre Casa Blanca. No, no me uno al coro de los sabios conocedores del destino de la humanidad, ni a los sesudos economistas que predicen hoy algo, y mañana se contradicen. Ni siquiera pertenezco a la rara raza de adivinos y chamanes que María Laria invita a participar en su programa televisivo Arrebatados, expertos en cartas astrológicas, maestros en la lectura de caracolas marinas, o lectores de invisibles energías supra-terrenales. No señores, soy un perfecto antisocial parloteando de eclipses solares. Al menos no me pueden negar que soy original, no uno más del "coro de ranas que cantan a la luna" (Con permiso de Antonio Machado).
Wesbri en un Miami que vuelve a su naturaleza tropical al dejar escapar el tonto frío de la última semana.

1 comentarios:

Blogger Betty ha dicho...

no está mala la alternativa, si no tienes vocación de coro;-)
me alegro de que el frío se aleje, agradecería un poco de calor por el mar Caribe estos días subsiguientes...un abrazo

6:31 a. m.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal