Una ventana abierta al cambiante mundo y el esfuerzo por tratar de ajustarse a esa realidad fugaz, a la que llamamos Vida

martes, julio 08, 2008

La temible hora de jubilarse

Les presento a Jerry Wood, 69 años de Wichita, Kansas. Se jubiló y tuvo que regresar a trabajar según él debido al alto costo del cuidado médico.

En una encuesta publicada en el BOLETIN de la AARP (American Association of Retrired Persons) uno de cada cinco entre las edades de 55 a 64 y cerca de 1 de cada 4 entre las edades de 45 y 54 planean demorar su jubilación debido a problemas económicos.

Un tercio culpaba a la crisis de las hipotecas como la causa por la cual no se van a retirar cuando arriben a la edad.
(TOMADO DE AARP BULLETIN, july-august 2008, páginas 10 y 11).

El que les habla no ha podido "colgar el sable"luego de haberse jubilado. El dilema era seguir viviendo en un vecindario de clase media alta (volver a trabajar aunque sean unas 20 horas a la semana) o vender el condominio e irse a vivir a barrios populares (sin trabajar). Luego de una pausa en la que escribí una novela ( un amigo se la llevó para leerla hace un mes y no ha dicho ni pío, presumo que no le ha gustado y le da pena decírmelo) he vuelto a ver enfermos mentales asiduamente en una clínica privada de una amiga. Por lo menos me evito pagar alquiler.

Esa es la tragedia de estos tiempos: ya no te puedes ni retirar. La otra opción -que han tomado cerca de un millón de norteamericanos- es mudarse para México, Centroamérica, o el cono sur donde el nivel de vida es más barato y el dólar todavía es fuerte. Mi amigo el supuesto lector silente de mi paupérrima novela, se ha comprado una casa en Yucatán por una bicoca "para cuando me llegue la edad", le faltan unos 10 años aún.

Espero que no se lleve la malhadada novela a México donde termine de papel de inodoro en una cantina.

Wesbri destilando ironía.

1 comentarios:

Blogger Betty ha dicho...

por fortuna el mercado laboral norteamericano ofrece oportunidad a personas maduras al ponderar la valía, aquí en España regresar a trabajar con 69 años es impensable, lamentablemente!

2:49 p. m.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal