Una ventana abierta al cambiante mundo y el esfuerzo por tratar de ajustarse a esa realidad fugaz, a la que llamamos Vida

viernes, febrero 27, 2009

Tratado de moral y viajes


La cámara de representantes aprobó una enmienda de ley al presupuesto nacional (245 votos a favor y 170 (aprox) en contra) que impide que el gobierno de los EEUU gaste fondos en aplicar las restricciones para viajar a Cuba del 2004. Ahora pasa al Senado. Las discusiones en radio, tele y prensa escrita son espantosas. Reconozco que no he tenido tiempo de revisar blogs al respecto. Anoche el Canal 41 realizó un survey para indagar si la teleaudiencia de ellos estaba a favor. La votación fue aplastante 82% a favor solo 18% en contra. Por supuesto que este poll no representa la colectividad real ya que no es científico.
Mi opinión es una Vergüenza que el gobierno de los EEUU haya durante seis años mantenido la limitación a viajar a Cuba una vez cada tres años solamente para contentar al sector más radical del exilio cubano.
Vivo hace 25 años en EEUU y he visitado mi país natal una sola vez, en el 2002, para ver a mi hija mayor quien había decidido casarse con un miembro del partido comunista y permanecer en la isla, y conocer a mis dos nietas. Siempre he respetado la decisión de mi hija. A mi no me hacen falta prohibiciones ni regulaciones para no ir a Cuba. es un problema ético. Moral. Esa que no se ve mucho entre nuestros congéneres.
Por principio me he opuesto siempre a la limitación de viajar libremente a cualquier país. Creo que el hecho de ser ciudadano norteamericano me da el derecho constitucional de viajar a dónde me de la gana. Y el Congreso no tiene ninguna autoridad moral para ponerle limitaciones a mi libertad de viajar. No importa a dónde. O somos democráticos o somos una mentira.
Wesbri

2 comentarios:

Blogger A Cuban In London ha dicho...

Muy bien dicho, wesbri. De una parte un satrapa en la isla, de la otra un gobierno todavia estupido. Muchas gracias.

Saludos desde Londres.

7:20 a. m.

 
Blogger Kerala ha dicho...

Muchos coincidimos contigo, además excelente que hayas ido a la isla, tus nietas deben estar pensando: Coño mi abuelito no es un gusano de verdad.
La desintegración familiar ha tejido historias espantosas y los cubanos ya no son como los de antes, quizás reunificando el cimiento familiar........

12:48 p. m.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal